El poder destructivo de la adicción

Por Diego Calvo
27,Abr, 2022

LA RUPTURA DE UNA PAREJA BRILLANTE. Relación afectada

Tras once años de relación y dos de matrimonio, Angelina Jolie y Brad Pitt pusieron punto y final a su relación hace unos años. Los motivos, según determinadas filtraciones, podrían ser un ‘affaire’ que el actor habría tenido con su compañera de reparto en ‘Aliados’, Marion Cotillard, y la adicción del mismo a la marihuana y el alcohol.


Angelina ha asegurado que su marido “abusa de sustancias que provocaban su ira” y que eso es algo “peligroso para sus hijos” y un riesgo “para la salud de la familia”. Por su parte, el intérprete reconocía allá por 2009: “Me gustaba fumar un poco de hierba de vez en cuando, pero luego me volví un ermitaño. Me estaba convirtiendo en una maldita seta y me aburría. Así que me fui lo más lejos posible, ya no podía más”.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
  • Email

Aventura con Marion Cotillard


A todo esto se le une la supuesta infidelidad de Pitt con la francesa Marion Cotillard. Según el medio ‘Page Six’, Angelina habría decidido acabar con su matrimonio tras contratar los servicios de un detective privado para observar a Pitt y sus supuestas adicciones al alcohol y drogas. Pero en esa lista faltaba una tercera adicción, las mujeres. El detective habría descubierto que Brad le era infiel con su compañera de reparto, con la que estuvo rodando la película ‘Aliados’ en España, un drama sobre la Segunda Guerra Mundial. La actriz francesa, por su parte, está embarazada de su segundo hijo, fruto de su relación con su marido, el actor Guillaume Canet. Fte: estrelladigital.es

Brad Pitt y Angelina Jolie, 12 años de una relación rota


MI OPINIÓN: Si realmente la noticia es real, lo que podemos constatar es que aquello por lo que la mayoría de la gente lucha en el orden económico y de seguridad material se ve igualmente destruido en aquellos que han solucionado ese problema pero no pueden con aspectos de los que deberían estar exentos y no lo están. Todos somos vulnerables y las adicciones acaban por destruirlo todo.


El Autor

Diego Calvo

Teólogo especialista en adicciones. Educador

Comenta

¿Qué opinas?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete el Boletín Semanal

Prometemos no enviarte spam. Recibirás el boletín quincenal con todas las novedades y últimas publicaciones. Cualquier duda o sugerencia puedes dirigirte a nosotros desde la página de contacto

Ver más

Artículos Relacionados

Recuperación

Recuperación: La aceptación Recuperación: "No hay nadie que ame el dolor mismo, que lo busque, lo encuentre y lo quiera, simplemente porque es el...

Mar de plástico

Cómo ayudar a alguien en su desesperación entre  recuperado y enfermo: MAR DE PLÁSTICO: PASOS muy comunes ¿Por dónde empezar? Aceptar la...

LA EDAD DE ORO

LOS VALORES POSITIVOS DE LA ADOLESCENCIA La adolescencia es una época en la cual los adolescentes se prueban a sí mismos en el aspecto físico,...

VALORES POSITIVOS

NO dejemos escapar esta oportunidad La lista original de los valores positivos para el desarrollo que recopiló SI suman 30, pero se incrementó a 40...

EL ESTIGMA DEL ADICTO

Un adicto es visto de diferente manera que un enfermo ¡Es consecuencia de sus actos, él se lo ha buscado, ya lo sabía, no nos hace mas que sufrir a...

Definiendo conceptos

CONCEPTOS GENERALES   ¿Qué es el Autocontrol? El autocontrol es la capacidad del ser humano para dirigir y controlar su propia conducta y sus...

LA AUTORIDAD NEGLIGENTE

Los estilos educativos forman el carácter y la personalidad Introducción En el marco de la familia, los padres, madres y por las circunstancias de...

Suscríbete al Boletín

No enviamos Spam. Recibirás el boletín cada 15 días con todas las novedades y actualizaciones del sitio

Suscripción enviada con éxito!!

Pin It on Pinterest

Share This
Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Me va Bien así!
No quiero ninguna cookie