Construye tu personalidad

Por Diego Calvo
11,Ago, 2020

PERSONALIDAD VALIENTE


La drogadicción tiene un componente social que condiciona tanto que pensar que un medicamento va a ser suficiente creo que es muy simplista. Los medicamentos van a ayudar a aumentar la probabilidad de que la gente pueda dejar de tomar drogas. Es como el tratamiento de la depresión; se pueden dar medicamentos antidepresivos, pero la intervención psicoterapéutica aumenta enormemente las chances. Uno de los aspectos más comprometidos, es el deseo casi irresistible de consumir cocaína. Se dijo erróneamente, que no creaba dependencia física sino psicológica, pero está demostrado que es incierto. Un adicto es capaz de consumir a pesar de saber que va a sufrir después, que van a presentarse consecuencias desagradables. Saber lo que le espera, no lo sabe del todo, porque puede ser que tenga un episodio crítico, una isquemia o una pérdida de juicio que le haga hacer cosas que ni imaginaba. Y todo eso, a pesar de la pérdida de su identidad, aunque haya hecho promesas sinceras. Acaban con su matrimonio, y su vida, se torna en una dificultad añadida. Sin embargo, quiere dejarlo, no quiere consumir, no quiere esa vida, necesita ayuda y misericordia. En esa espiral, resulta obvio que querer no poder frente a la adicción que es una realidad en su vida, pero evidentemente no puede, y el deseo de consumir es inevitable.

    Veamos cuales podrían ser los pasos más importantes para construir una personalidad:

  1. Sé tú mismo, pero corrigiendo.
  2. Ten un proyecto de vida coherente.
  3. Estabilidad psicológica entre corazón y cabeza.
  4. Vivir el presente asumiendo el pasado y con las ilusiones del futuro.
  5. Dueño de ti mismo. Dile NO a la enfermedad.
  6. Educación sexual y educación afectiva.

Es curiosa la evolución del pensamiento que se tenía sobre la droga y que se tenía no hace tanto y el que se tiene ahora. Hemos pasado de considerarlo un vicio, una inmoralidad, después que el adicto no sabía solucionar sus problemas y era responsable de consumir, hasta que hoy se afirma y demuestra que es una enfermedad crónica y progresiva.


El Autor

Diego Calvo

Teólogo especialista en adicciones. Educador

Comenta

¿Qué opinas?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete el Boletín Semanal

Prometemos no enviarte spam. Recibirás el boletín quincenal con todas las novedades y últimas publicaciones. Cualquier duda o sugerencia puedes dirigirte a nosotros desde la página de contacto

Ver más

Artículos Relacionados

Recuperación

Recuperación: La aceptación Recuperación: "No hay nadie que ame el dolor mismo, que lo busque, lo encuentre y lo quiera, simplemente porque es el...

Mar de plástico

Cómo ayudar a alguien en su desesperación entre  recuperado y enfermo: MAR DE PLÁSTICO: PASOS muy comunes ¿Por dónde empezar? Aceptar la...

LA EDAD DE ORO

LOS VALORES POSITIVOS DE LA ADOLESCENCIA La adolescencia es una época en la cual los adolescentes se prueban a sí mismos en el aspecto físico,...

VALORES POSITIVOS

NO dejemos escapar esta oportunidad La lista original de los valores positivos para el desarrollo que recopiló SI suman 30, pero se incrementó a 40...

EL ESTIGMA DEL ADICTO

Un adicto es visto de diferente manera que un enfermo ¡Es consecuencia de sus actos, él se lo ha buscado, ya lo sabía, no nos hace mas que sufrir a...

Definiendo conceptos

CONCEPTOS GENERALES   ¿Qué es el Autocontrol? El autocontrol es la capacidad del ser humano para dirigir y controlar su propia conducta y sus...

LA AUTORIDAD NEGLIGENTE

Los estilos educativos forman el carácter y la personalidad Introducción En el marco de la familia, los padres, madres y por las circunstancias de...

Suscríbete al Boletín

No enviamos Spam. Recibirás el boletín cada 15 días con todas las novedades y actualizaciones del sitio

Suscripción enviada con éxito!!

Pin It on Pinterest

Share This
Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Me va Bien así!
No quiero ninguna cookie