Como ayudar a no consumir e intentar la recuperación del entorno adictivo

Excusas
Por Diego Calvo
20,Ago, 2022

LAS EXCUSAS DEL ADICTO


  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • LinkedIn
  • Email

El consumo no lo es todo

Mis consumos fueron una especie de recompensa: Tras periodos de éxito en en la abstinencia suelen aparecer deseos de refuerzo asociados con un descenso en la percepción del riego y de la enfermedad. El cerebro manda esa información de forma inconsciente, los sentimientos no son fiables. La seguridad la da el proyecto elaborado de antemano a largo plazo si el consumo ha desaparecido.

Yo seguía ansioso:  Siempre lo estarás en determinados momentos, y siempre habrá problemas. Una buena terapia de relajación y técnicas de control de la ansiedad y buenos registros de pensamientos pueden ayudarte.

Las malas noticias fueron una locura: La vida lo presupone en todos, pero tú eres adicto y debes prestar especial atención a la manera de afrontarlos. ¿Cómo querrás servir mejor a los demás? ¿Cómo manejarías el estrés? ¿Cómo dirigirás todo tu talento y espiritualidad si recurres al “malestar adictivo” o a una cadena de pensamiento que no rompes, volviendo a tu búnker particular, haya consumo o no?

He perdido capacidad de disfrute: Si hay un plan estratégico todo llegará; no olvides que el nivel “eléctrico” dopaminérgico no será igual en intensidad, pero la calidad de vida que Dios te ofrece, si eres creyente, y siempre que tu experiencia religiosa sea sana y no tóxica es impagable en un futuro lleno de nuevas sensaciones nunca antes vividas.

Mi estado depresivo: Probablemente esté asociado a tu pasado, a tus fracasos y a tu falta de perspectiva, pero es un estado pasajero si tienes paciencia y te perdonas, y te ilusionas, y crees en la mejoría. Debes creer y vivir esperando en la falta de esperanza; saber que con decisiones firmes poco a poco te sentirás mucho mejor.


Existe en el cerebro una región llamada comúnmente “el centro del placer”. Ahí se libera un neurotransmisor denominado dopamina. Cuando consumimos alguna droga, practicamos la sexualidad, o comemos chocolate, nuestro núcleo accumbens comienza a generar dopamina, lo que hace que tengamos esas sensaciones tan placenteras. Al sentir ese bienestar sentiremos la necesidad de repetir, lo que podría convertirse en un hábito, y más tarde en una adicción. En ese momento ya estaremos atrapados. La dopamina puede funcionar de forma natural, pero también podemos alterarla químicamente o por medio de la repetición anómala. Ya está diseñada para el placer, no juguemos a ser dioses.

¿Te gustaría obtener más información?

El Autor

Diego Calvo

Teólogo especialista en adicciones. Educador

Comenta

¿Qué opinas?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete el Boletín Semanal

Prometemos no enviarte spam. Recibirás el boletín quincenal con todas las novedades y últimas publicaciones. Cualquier duda o sugerencia puedes dirigirte a nosotros desde la página de contacto

Ver más

Artículos Relacionados

Recuperación

Recuperación: La aceptación Recuperación: "No hay nadie que ame el dolor mismo, que lo busque, lo encuentre y lo quiera, simplemente porque es el...

Mar de plástico

Cómo ayudar a alguien en su desesperación entre  recuperado y enfermo: MAR DE PLÁSTICO: PASOS muy comunes ¿Por dónde empezar? Aceptar la...

LA EDAD DE ORO

LOS VALORES POSITIVOS DE LA ADOLESCENCIA La adolescencia es una época en la cual los adolescentes se prueban a sí mismos en el aspecto físico,...

VALORES POSITIVOS

NO dejemos escapar esta oportunidad La lista original de los valores positivos para el desarrollo que recopiló SI suman 30, pero se incrementó a 40...

EL ESTIGMA DEL ADICTO

Un adicto es visto de diferente manera que un enfermo ¡Es consecuencia de sus actos, él se lo ha buscado, ya lo sabía, no nos hace mas que sufrir a...

Definiendo conceptos

CONCEPTOS GENERALES   ¿Qué es el Autocontrol? El autocontrol es la capacidad del ser humano para dirigir y controlar su propia conducta y sus...

LA AUTORIDAD NEGLIGENTE

Los estilos educativos forman el carácter y la personalidad Introducción En el marco de la familia, los padres, madres y por las circunstancias de...

Suscríbete al Boletín

No enviamos Spam. Recibirás el boletín cada 15 días con todas las novedades y actualizaciones del sitio

Suscripción enviada con éxito!!

Pin It on Pinterest

Share This
Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio, usted acepta nuestro uso de cookies.
Me va Bien así!
No quiero ninguna cookie